3.5.06

Viatge a Alba II

Día 28

“Son las 5 de la mañana y no he dormido nada…”. Nos levantamos, aunque parezca mentira a esa hora ya hay movimiento en el aeropuerto. Nos tomamos un café asqueroso y nos dirigimos al primer tren de la mañana que nos lleva hasta Glasgow City Center.

Una vez en Glasgow (“we’re now approaching Glasgow City Centre; (…) please, mind the gap (…)”) y con un plano de la ciudad en la mano (en la de Sergio, que se orienta mejor) nos vamos hasta la estación de autobuses, donde nos espera un bus que nos llevará hasta Aberdeen.

El viaje es largo, unas 3 horas de autobús, viendo como los locos escoceses conducen por la izquierda, qué miedo!!! Hemos cogido periódicos y nos dedicamos a hacer un “reading” en voz alta para practicar nuestro inglés. Nadie se entera de una mierda de lo que pone. Decidimos que lo mejor es dedicarse a hacer los sudokus del periódico.


Llegamos a Aberdeen. En la estación nos espera David y… Andrew! Este hombre es un personaje! Fantástico. David está genial, se le ve contento de que estemos allí. Lo primero que hacemos al salir de la estación es meternos en un centro comercial para hacer una visita al lavabo (en el de la estación había que pagar).

Subimos a un autobús de estos de dos pisos. Vale, primera bronca escocesa: “don’t stay here, and please: don’t display photographs”. Somos unos guiris!


Llegamos a la residencia. Dejamos las maletas y nos vamos a pasear por Aberdeen. Todo es precioso, mucho verde, mucho agua… bajamos hasta la playa, pero no dan ganas de bañarse! Hace un aire descomunal y la temperatura no es muy alta. Andrew nos acompaña en esta exploración de la ciudad (obviamente, David también, pero no hacía falta ponerlo, no?). David nos explica qué tal le va por allí y nos comenta el planning que vamos a llevar durante los 5 días. Todo tiene muy buena pinta.

Comemos en la universidad. ¡Un bocadillo auto-hecho! ¡Fantástico! Y después nos vamos a tomar un súper-capuccino en el bar de la universidad. Jugamos al UNO… vale, segunda bronca escocesa: “please, don’t shout” (no era así, bien bien, pero más o menos).

Volvemos a bajar a ver la ciudad por el centro. La verdad es que es muy bonita. Lo que más nos sorprende: que las iglesias no lo sean. Es decir, las “reciclan” y las convierten en restaurantes, bares, museos… ¡hasta en discoteca! Pasamos por delante de la disco-iglesia y David nos dice que por la noche nos lleva.

No vamos a la residencia de nuevo, compramos cosas para cenar y nos duchamos y arreglamos para la fiesta de la noche. Cenamos en casa de Núria (dónde dormiremos tres de nosotras) y nos acabamos de arreglar allí. Todas matadoras para la noche “aberdeenesa”.

Nos vamos a la habitación de Guille, al que todavía no conocemos. “¿Hola?” Entramos poco a poco y él mismo nos invita a tomar asiento (en el suelo, básicamente). Allí sacamos las botellas de “Lambrini” y de Vodka (si recordase la marca, la pondría, porque tenía hasta su gracia). Bien, quedan 5 minutos para que salga el último bus al centro y bajamos corriendo por la residencia para no perderlo.

El viaje en bus… indescriptible. Cantamos desde el himno del Barça (a lo que los escoceses nos contestaron con el himno de “flower of scotland”) y después la cosa denigró hasta la Ramona Pechugona… en fin….

Llegamos a la “catedral del sonido” (bautizada por mí. Aplausos. Gracias). Qué festival, por Dios! Los escoceses flipaban con nosotros, se ve que ellos son más recataditos para bailar, y claro, la sangre latina… es lo que tiene! Juas!


No voy a poner la descripción de la gran fiesta que nos pegamos allí, para no herir sensibilidades. Si alguien lo quiere comentar, que lo haga en forma de comment!

5 comentaris:

j.d ha dit...

No veas como os curráis el blog,eh! yo he estado de viajecillo por ahí unos días y soy incapaz de ponerme a relatar todas las historias. El señor blogger os tiene que dar un premio

maduixeta ha dit...

la paraula és: DESFASE

la catedral del sonido... jo t'aplaudeixo, sílvia, per aquest nom... ole

Alepsi ha dit...

Buf, y lo que te queda por leer! Jejeje! Dónde has estado estos días? (perdón por la intrusión :P).

Exacte, DESFASE Escocès! Mare meva... quin gran amic, el senyor Lambrini!

Marc ha dit...

Ep, ben retornada!
Lambrini? No serà competència deslleial del Marctini?

Alepsi ha dit...

No pas! Jajajaja! És la competència, si vols, del Lambrusco! Jajajaja! De fet és una marca de lambrusco: molt barata i molt bo (així vam acabar...)