3.5.06

Viaje a Alba IV

Día 30

Es pronto por la mañana. Nos levantamos. Una buena ducha antes de bajar a desayunar a la cocina del hostel. ¿Están todas las maletas hechas? Alba es la última… veeeeenga! Ya estamos todos! El pobre “punto 2” (así fue bautizado nuestro mini-coche) y el genial “punto 4” (que no por ser más potente era más molón) son cargados de nuevo con las maletas de todos (increíble lo que puede llegar a albergar un maletero tan pequeño).

Primera parada de la mañana: “the loch Ness”. Buscamos al monstruo. Nada, búsqueda completamente infructuosa (me encanta esta palabra), pero le damos de comer (el fotomontaje es lo que tiene). Volvemos a subir al coche. Siguiente parada: un castillo (no me preguntéis el nombre, porque no me acuerdo: David, si lees esto, por favor, dinos el nombre). Es muy bonito, ¡pero cuesta un cojón y medio de truskas (nuevo palabro) entrar! Así que nada, vamos al lavabo y nos volvemos a meter en el coche, que hay una buena tirada hasta la isla de Skye (qué bonito nombre para una isla, ¿¿no?? ;).

El paisaje es fantástico (aunque los conductores sólo lo ven de reojo… mejor, porque con todo y con eso, algún que otro susto nos llevamos). De repente atravesamos un puente enorme y… ¡estamos en una isla! ¡Increíble! Eso sólo lo pueden hacer los locos estos que hablan raro… ¡una isla unida a otra por un puente! ¡¡¡Qué grande!!!

En fin, en la isla nos pegamos el banquete padre para comer (yo probé los Huggies que a pesar del nombre no son pañales, es una especie de embutido) y después una vueltecita por el pueblo (en ese pueblo es donde está el cartel del “psichologist” amargado…[see Laia’s blog]).

Vuelta al coche, el “punto dos” cargado con los “putos gordos” tiene que hacer dos paradas técnicas por necesidades fisiológicas imperantes: en la primera salen Sergio y una servidora del coche: Sergio se empantana de barro hasta la rodilla… una servidora tiene que hacer medio kilómetro para encontrar un arbusto para taparme… Al reincorporarnos en la carretera nos cruzamos con el “punto 4” que viene en nuestra búsqueda. ¡Mierda! ¿Qué coño hacen? Nada, encontramos un hueco y damos la vuelta. Con el estrés nuestro querido conductor, automatiza la dirección y conducimos durante casi 5 minutos por la derecha… felices de nosotros… hasta que, de repente, una furgoneta verde asesina nos hacer recapacitar: ¡coño con el automático! Buena reacción, Sergio. Bueno, aclarado el malentendido de la primera parada técnica, nos volvemos a poner en el buen camino hacia nuestro destino: Stirling. La segunda parada técnica es, si cabe, más accidentada: el “punto 2” va delante, el “punto 4” lo sigue de cerca. “Punto 2” quiere parar a la derecha para ver el paisaje, al poner el intermitente “punto 4” interpreta que quiere que le adelante, acelerón… ¡¡¡pum!!! ¡Hostión que te crió! ¿Estáis todas bien? (siempre recordaré esa primera frase de Sergio, ¡qué majo!). Sí, todo correcto. El “punto 4” ha quedado inmaculado… el “punto 2”…. Pobrecito, tiene un reflectante descolgado y la parte de abajo del maletero rasgada… el reflectante lo arregla el de “bricomanía”… lo otro… habrá que pagarlo.

Después de la conducción accidentada, por fin llegamos a Stirling. Un rato para buscar el hostel y por fin a cenar (en la pizzería más chola que encontramos, pero cenamos de lujo y barato). Un paseo por Stirling de noche para bajar las pizzas y ver un culo (dios! Si te pones mini… lleva bragas o algo!!!)… y a dormir.

3 comentaris:

maduixeta ha dit...

nota: es diu haggies

bueno, va ser el dia accidentat aquest, però no passa res... tothom va sobreviure, i a més, ja no tinc el tatoo que em va quedar del cinturó clavat a la clavícula ;)
Lo qual em recorda que sen's ha oblidat comentar el tema "cinturons violadors"... què passa en aquest país que els cinturons de seguretat apreten tant? quin puto mal feien!

va molar la parada molona a fer el tonto en una mena de muntanya... a que sí?

Alepsi ha dit...

OK: huggies són els volquers (o bolquers?)... juas!

Putus cinturons! Sí que apretaven, sí! Macagun l'ou!

Això sí, la parada molona enmig d'un camp al costat de la carretera va ser una passada! Recordo el momentazo "amo a Laura" fent-nos la foto en plan arrenca-cebes...

maduixeta ha dit...

vull aquesta foto ja

jajaja